16/2/09

Revival gap: Edith Piaf

Hoy de nuevo traemos a uno de esos personajes atormentados por la vida y que fueron grandes artistas, o más aún, llegaron a dejar su huella en la canción imborrable para nunca jamás.

Nació debajo de una farola enfrente del 72 de la rue de Belleville en París. Hija de un acróbata y una cantante ambulante, su madre la entregó a su abuela materna, ésta de nuevo se la devolvió a su padre y éste se la pasa a su abuela paterna que la mete en el prostíbulo que regentaba en Bernay (Normandía) criándose entre las trabajadoras. Al volver su padre de la I Guerra Mundial se la lleva y la pone a cantar junto a él como artista ambulante donde ya exhibió sus cualidades artísticas.

La descubre Louis Leplée en la calle y se la lleva a su cabaret de moda, el Gerny´s, en la Avenida de los Campo Elíseos, la presenta como "la niña gorrión" (la Môme Piaf, medía 1,47). Más tarde graba con Polydor y se convierte en un éxito mediático.

Pasó al music-hall en el fantástico Moulin Rouge donde actúa con un jovencísimo Ives Montand. Se convierte en musa de los existencialistas, conocida en múltiples países y consagrada en el Carnegie Hall de New York, ciudad a la que volvería múltiples veces para llevar a cabo una cura de desintoxicación.

Tenía una salud deplorable, los grandes conciertos los daba bajo dosis enormes de morfina para mantenerse en pie y así pudo salvar al teatro Olympia de la quiebra con su memorable Non, je ne regrette rien de Charles Dumont que se amolda a ella como un guante.

Fallece el 10 de octubre de 1963 en Plascassier por cirrosis (o cáncer no está muy claro) y sus restos se trasladaron a Paris de forma clandestina, haciéndose el comunicado oficial el 11 de octubre. Enterrada en el Père Lachaise, Aznavour declaró que desde la II Guerra Mundial no se había detenido de esa manera el tráfico de toda la ciudad. Jean Cocteau, su gran amigo del alma, murió el mismo día y se dice que falleció al enterarse de su muerte.

Temazos, pues Milord, Sous le ciel de Paris, La Foule, La Vie en Rose, Padam Padam, Les trois cloches, Mon manège à moi, L´Accordéoniste, Hymne à l´amour por citar algunos, por que su voz única convertía cada tema en único. Su canción más conocida, la bandera de Edith Piaf, Non je ne regrette rien:


ovalero

2 comentarios:

  1. Anónimo16/2/09

    Su leyenda negra dice que era una insaciable devoradora de hombres, sus amantes mas conocidos: Ives Montand, Marlon Brando, Charles Aznavour, Théo Sarapo, Georges Moustaki (con éste último tuvo un accidente de coche muy grave y ella inició su dependencia a la morfina) y un supuesto matrimonio con Jacques Pills nunca confirmado de cuatro años del que nos debemos fiar por el testimonio del ángel azul, Marlene Dietrich.

    ResponderEliminar
  2. cheri17/2/09

    Tanto es así, que "Non je ne regrette rien" es su gran canción, que jamás nadie (que yo sepa) la ha versionado, es imposible, nadie puede dar esa enormidad al tema, por que otras sí que han sido cantadas por otros artistas, como La Vie en Rose o La Foule (hasta Mª Dolores Pradera la ha cantado). Sacó la versión en inglés, "No regrets", pero perdía toda la sensualidad y la belleza de la lengua francesa.

    ResponderEliminar

El Pelazo de Christina no se responsabiliza de las opiniones vertidas por terceros en este medio, y no está necesariamente de acuerdo con ellas al publicarlas.

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.